Seguridad

Kernel Security pone especial énfasis en esa tranquilidad con la que todo usuario protege la información que sus equipos contienen, tanto a nivel doméstico como empresarial.

La información es considerada uno de los mayores activos de las empresas de hoy en día, y la FUGA de la misma es más común de lo que pensamos.

Según un estudio de Gartner en 2010 , entre un 80 % y un 90 % de las fugas de información delicadas son no-intencionales, accidentales o resultantes de procesos empresariales mal realizados.

La concienciación por parte de ejecutivos, empresarios y trabajadores que desconocen este riesgo es notable, ya que centran sus esfuerzos en el normal funcionamiento y productividad de la empresa.

Así mismo, un reciente estudio de la UE afirma que el 49 % de los empleados se lleva información cuando cambia de trabajo, afirmando además que el empleado es el elemento menos predecible y controlado en cuanto a amenaza de seguridad se refiere.

Otro dato interesante radica en que el 63 % de las empresas públicas y privadas pierden anualmente archivos de información valiosa, pero solo 23% es por robo. De la pérdida de información 57% se debe al extravío de equipos como portátiles, móviles, agendas electrónicas, o dispositivos como discos compactos y memorias USB tan extendidas hoy en día.

Como ejemplo, en 2007, un empleado de Boeing fue acusado de robar 320.000 ficheros sensibles que sacaba de la compañía en una memoria USB.

Boeing estimó en el informe de la detención que si, solamente, una porción de los documentos robados fuera dada a los competidores podría costar a la compañía entre 5 mil millones y 15 mil millones de dólares.

Es por esto que existen unos determinados riesgos y amenazas para el empresario, el cual puede verse afectado por cualquier tipo de vulnerabilidad o amenaza:

  • Erosión de la confianza.
  • Pérdida de volumen de negocio con respecto a la competencia.
  • Sanciones civiles
  • Sanciones criminales, en el peor de los casos.

Riesgos por los que las empresas necesitan tomar medidas preventivas de seguridad para evitar que se produzcan estas fugas, informando y concienciando a sus empleados en materia de seguridad.

Por tanto, el principal objetivo que nos marcamos para nuestros clientes en Kernel Security es lo que llamamos “Óptima Seguridad”, y se alcanza con la gestión de riesgos en un proceso que incluye:

  • Valoración minuciosa y continua de dónde residen los riesgos.
  • Establecimiento de barreras para mitigar los riesgos.
  • Aproximación proactiva a la seguridad en general.

En definitiva, tanto los usuarios finales como las empresas, deben asegurar que todas las posibles brechas de seguridad se encuentran cubiertas, con todos los sistemas parcheados.

No sólo es necesario optimizar el trabajo del cliente poniendo en marcha sistemas informáticos, sino que hay que estudiarlos, actualizarlos, monitorizarlos y protegerlos.